DEFINICIÓN DE ESTIRAMIENTO

Un estiramiento miofascial es el proceso de alargamiento que tiene lugar en la estructura miofascial, entendiendo como tal: los músculos, tendones, ligamentos, fascias y capsulas articulares, al ser sometida a una fuerza horizontal o de tensión desde fuera del músculo.

Las fuerzas capaces de provocar ese alargamiento son fundamentalmente de cuatro tipos:

  1. La fuerza de la gravedad.
  2. La fuerza del movimiento.
  3. La fuerza que pueden ejercer los músculos antagonistas sobre el lado opuesto de la articulación.
  4. La fuerza ejercida por otra persona o por alguna parte del cuerpo del propio individuo.

TIPOS DE ESTIRAMIENTOS

Estiramiento balístico

Es el estiramiento que se realiza de forma rápida y con rebotes repetidos al final de la amplitud del movimiento.

Estiramiento estático

Es un estiramiento lento que consiste en llevar una parte del cuerpo hasta una postura determinada en la que sienta una tirantez en la zona estirada.

Estiramiento pasivo

El movimiento es realizado por un agente externo, que puede ser un compañero o un terapeuta. Se puede realizar de forma estática o de forma balística.

Se realiza progresivamente hasta que se nota la sensación de tirantez.

Estiramiento pasivo-activo

Inicialmente el estiramiento es realizado por otra persona y después del deportista intenta mantener la posición, él solo, mediante la contracción isométrica de los músculos antagonistas durante varios segundos.

Estiramiento activo-asistido

Este estiramiento comienza con la contracción activa de los grupos musculares contrarios al que queremos estirar (es decir, con la contracción activa de los antagonistas). Cuando se alcanza el límite de capacidad, la amplitud del movimiento es completada por un compañero.

Estiramiento activo

Es realizado por la contracción muscular del deportista, sin ayuda externa. Estos ejercicios además de aumentar la flexibilidad activa aumentan la resistencia muscular.

Estiramientos analíticos y globales

Por medio de los estiramientos pasivos estáticos podemos estirar de manera analítica un músculo o incluso un haz muscular determinado excluyendo las estructuras vecinas, o de manera global un grupo muscular e incluso un miembro o todo el cuerpo.