La palabra ‘quiromasaje’ (QM) fue usada por primera vez en España por el Dr. V.L.Ferrándiz Garcia (1893-1981), que cursó estudios de naturopatia  en Estados Unidos y en Suiza. Donde se formó en el masaje tradicional europeo, el masaje sueco sistematizado por P. Henrik Ling (1776-1839).- Ling, que nacido en Suecia, viajó a China y a su regreso importó diversas técnicas de masaje con las que desarrolló el «sistema sueco de ejercicio y masaje», del que el Quiromasaje es una modalidad.

Inicialmente el tratamiento por masaje se popularizó, al favorecer la recuperación en multitud de lesionados y heridos de las guerras. Pero decayó de nuevo, al popularizarse los instrumentos de estimulación y rehabilitación electro-mecánicos, y también por la falta de preparación científico-médica de algunos masajistas.

 

El “quiromasaje” es un método de exploración (mediante la palpación perceptiva) y de tratamiento manual, aplicado sobre la cubierta corporal y trasmitido por la presión mecánica de las manos a los diferentes órganos y tejidos del cuerpo humano, que tiene a la vez, efectos reguladores sobre el dolor, la sensación general de energía, los estados de ánimo, el cansancio y en general sobre la psique. Según la indicación y los objetivos de tratamiento propuestos, se pueden lograr efectos que generan acciones directas y/o reflejas sobre el organismo.

Los beneficios del masaje han llegado hasta nuestros días evoluciónando desde las técnicas más simples para proporcionar relajación y favorecer el sueño, hasta el desarrollo específico de algunas más complejas para aliviar o eliminar dolencias concretas del cuerpo y/o el organismo. A continuación se especifican los principales efectos :

  • Mecánicos: en referencia a como las fuerzas mecánicas relacionadas con cada maniobra afectan a los tejidos.
  • Fisiológicos-higiénicos: cuando se efectúa el masaje en una persona sana para proporcionar mayor vigor al organismo o para aliviar el cansancio y éste se asocia a la práctica de ejercicio físico, gimnasias suaves, y/o sauna, baño de vapor o baño turco, etc.
  • Preventivos: se cumplen cuando se localiza y delimita por palpación una zona tensa o susceptible de lesionarse, se lo comunicamos al sujeto que recibe el masaje y si es factible se deriva al médico o profesional sanitario capacitado. Además al aconsejar que el tratamiento este unido a la práctica de ejercicio específico, se consigue fomentar el bienestar y que el masaje perdure. Cumpliéndose así varias de las funciones del terapeuta manual: cuidar-prevenir, tratar y promover la salud.
  • Terapéuticos: cuando se utiliza el masaje para mejorar la función circulatoria, recuperar la movilidad restringida entre los tejidos dañados, aliviar y/o reducir el dolor, o para optimizar la conciencia sensorial. En el momento en que el masaje proporciona apoyo humano, relajación y bienestar, ayudando en la recuperación y el mantenimiento de la salud se convierte, aun sin pretenderlo, en un acto terapéutico.
  • Estéticos-higiénicos: al movilizar la piel se provoca un efecto mecánico de arrastre o limpieza de esta, eliminando así las células muertas cuando el QM tiene por finalidad mejorar el aspecto externo de la persona, eliminando los depósitos de grasa, devolviendo al músculo su tono y relajando el cansancio. Tiene resultados higiénicos puesto que al eliminar el cansancio en una persona sana produce un resultado estético.
  • Deportivos: cuando se efectúa para preparar a un deportista con finalidad competitiva antes, durante y después de la práctica del mismo.
  • Psicológicos-anímicos: el contacto de la mano experimentada proporciona calma, seguridad y confort a la persona tratada, le proporciona relajación, a la vez que regula y alivia la tensión psicofísica.
  • Regula la función: el masaje ayuda a mejorar la capacidad de autocuración de nuestro cuerpo.